El río Guadamía desemboca en la playa a la que da nombre, es frontera natural entre los municipios de Ribadesella y Llanes, la anchura del canal de unos 80 metros, la arena es blanca y fina, la profundidad media en la zona de baño es 1,5 m.
Los acantilados se encuentran plagados de covachas y de los denominados bufones: estrechas chimeneas verticales por las que el agua sale a borbotones con gran estruendo, mezclando agua salada y aire.

Category:

Costa, Playas

Leave a Reply